Cortadora de sandía

Home / Menaje / Cortadora de sandía
Cortadora de sandía

Las estrellas del verano:

El sol del final de la primavera y el comienzo del verano trae consigo la recolecta de la mayor variedad de futas de todo el año. Si hay unas frutas protagonistas del verano son el melón y la sandía. Mucho agua, fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y pocas calorías azucares, hacen de ellas que comerlas, es una de las mejores estrategias para proteger la piel del sol intenso.

Granizado de sandía:

¿Has probado el granizado de sandía? Tritura la fruta elegida hasta que quede con una textura tipo puré y reseva.  Mezcla azucar con aguan y cuece durante 3-5 minutos hasta formar un almíbar ligero. Exprime un limón o una naranja y viértelo en la mezcal del almíbar y el puré de frutas. Guardalo en el congelador. Cada 30 minutos remueve la mezcla para que conserve la textura de granizado. O haz uso de un triturador antes de servirlo. ¡Delicioso, sano y refrescante!

El arte de cortar la sandía o el melón:

La sandia y el melón es en verano una de las frutas más consumidas. Sin embargo, cortarlas bien es un verdadero arte. Muchas veces no utilizamos buenos cuchillos y corremos el riesgo de hacernos daño. O nos sale una rodaja con mala presentación o tan grande que no nos gusta.

El cortador manual de sandías o melones es una idea genial de menaje que permite el corte desde una rodaja hasta la totalidad, sin riesgo de accidente para el usuario como puede ocurrir con el cuchillo convencional además es muy fácil de manejar.

Instrucciones:

1. Cortar el rabo de la sandía para facilitar el clavado del cortador.
2. Posicionar la sandía o melón en el canto de la mesa.
3. Clavar el cortador hasta el fondo.
4. Abrir el anillo de seguridad.
5. Sujetar con una mano el saliente del cortador a modo de empuñadura y con la otra mano desplazar la cuchilla de corte hasta el total giro.
6. Replegar la cuchilla y posteriormente rotar el cortador al espesor que se desee, consiguiendo cortar las rodajas SIN RIESGO DE ACCIDENTE O CORTE.

Las rodajas no se desprenden de la sandia o melón por el ángulo de corte, idóneo para que las mismas no caigan al suelo a medida que vamos cortándolas una a una (mayor comodidad para el usuario). La rodajas se despiezan con la mano una vez que se cortan.

Leave a Reply

Your email address will not be published.