Notice: Undefined index: domain in /home/ohasis/domains/oh-asis.com/public_html/style.php on line 66
Yogur casero - Oh-asis

Yogur casero

Home / Menaje / Yogur casero
Yogur casero

Muy sencillo:

Hacer yogur casero con una yogurtera eléctrica es muy fácil. En general las yogurteras calientan hasta los 38ºC/43ºC y su función es la de mantener una temperatura constante de 40ª mientras dura el proceso.

Innova en la mezcla:

El preparado es la mezcla de todos los ingredientes ya lista para verterlo en las tarrinas. Junto con la leche y el fermento lácteo- que puedes comprar en muchos sitios, aunque también puedes usar un poco de yogur de la remesa anterior o un yogur natural del súper- prueba a innovar introduciendo al calentar la leche un palito de canela.  También puedes mezclar un poco de de leche condensada, un yogur,  leche entera y un poco de zumo o ralladura de limón.  Para obtener yogures más consistentes se le puede añadir a la leche entera, leche en polvo (en torno a 3 o 4 cucharadas soperas, ya a gusto del consumidor) o nata. Si te resultan demasiado calóricos cambia la leche netera y el yogur por desnatados, o incluso prueba con leche de soja.  ¡Te soprenderás!

Tiempo:

El yogur comienza a estar cuajado a partir de la 6ª hora, pero para asegurarnos de que está bien cuajado dejaremos un mínimo de 8 horas. Podemos dejarlo más horas, y hay que tener en cuenta que a más horas de fermentación mayor será el grado de acidez del yogur.

A veces el exceso de calor alcanzado dentro de la yogurtera provoca que se formen bolsas de suero en las zonas en que los vasitos se tocan entre sí. Para evitarlo coloca los vasitos dentro de la yogurtera intentando que no se toquen entre sí. El proceso de fermentación suele estar completo a las 8 horas sin moverlos.

Sin embargo hay algunos trucos para acelerar el proceso. Te aconsejo verter el preparado en los vasitos a una temperatura entre 20ºC ó 25ºC.  Asi que si utilizas leche directamente de la nevera, calientala en el microondas hasta que esté ligeramente tibia.  Si la ponemos fría de la nevera, el proceso de fermentación necesitará más tiempo que si la ponemos a temperatura ambiente o tibia.

Frenar la fermentación:

Es necesario frenar el proceso de fermentación una vez los yogures han cuajado, de lo contrario es posible que nos queden demasiado ácidos. Para paralizar el proceso de fermentación, sacamos los yogures de la yogurtera, los tapamos con sus tapitas y los metemos en el frigorífico un mínimo de 4 horas. Ahora ya están listos para consumir. Los yogures siguen cuajando hasta dos días después de introducirlos en el frigorífico.

Recueda que las tapas de las tarrinas no tienes que colocarlas durante el proceso de fermentación. Las tapas utilizalas para guardar los yogures en el frigorífico. Lo que es importante es mantener la yogurtera tapada durante la fermentación. Normalmente las cubiertas de las yogurteras eléctricas son de plástico transparente y puedes vigilar el proceso.

Conservación:

El yogur en su tarrito y con su tapa se conserva perfectamente durante 10 días en el frigorífico. Utiliza un rotulador permanente para anotar la fecha de caducidad en cada tapa.

Extras:

Personalmente prefiero no introducir pedazos de frutas en la mezcla antes de la fermentación. Prefiero hacer yogur casero y luego cuando lo saco del frigorífico para consumir añado los ingredientes que quiera, además de frutas, cereales, pasas, miel, rayadura de chocolate, una o 2 cucharadas de mermelada, coco rallado:, ¡están buenísimos y muy nutritivos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.